Hola a todos, quería hacer una última reseña para deciros que Dulces Alegrías está de mudanza. Ahora me podéis encontrar en Wordpress, en la dirección www.dulcesalegrias.es. En ella iré poniendo las recetas que ya tenéis en este, resumen de los trabajos más destacados que he hecho hasta el momento y los nuevos que ya he publicado en la nueva dirección.
Mi intención es que con el tiempo daré de baja este y seguiré publicando en el nuevo.Os espero en mi nueva casa para seguir compartiendo con todos vosotros mis Dulces Alegrías.
Besos a todos.

 Hola a todos¡¡¡¡¡¡
Con mi lado creativo en plena ebullición y con ganas de hacer cositas nuevas me he puesto a crear nuevas diademas y cositas para las chicas. En esta ocasión me pidieron que les hiciera una diadema para mayor y otras tres para niña con la diadema más pequeña.



























Y como se suele decir para una muestra un botón en este caso hice mi primer anillo. Me encanta........ además ya lo tengo comprometido, ahora a buscar un huequito para hacer más colores.





Hasta la próxima entrada y besos dulces para todos.

Este sábado aunque pachucha con mi dolor de brazo, hice una receta que llevaba tiempo queriendo hacer y esperando una oportunidad para probarla. Se trata de una receta del libro de Silvia Cerezo del blog Mi dulce tentación y del que ya os he hablado en otra ocasión en la entrada que hice de la Presentación del libro Mi dulce tentación.




Pues como os comentaba la hice porque después de muuuuuucho tiempo nos reunimos con unos amigos Fué un éxito total, sobre todo la cobertura lo hace único.
Os pongo la receta del libro, aunque si tenéis oportunidad de comprarlo no tiene ningún desperdicio y tiene recetas dulces de todo tipo.

Ingredientes


Bizcocho:
  • 300 gr de azúcar glasé
  • 250 gr de harina con levadura
  • 250 gr de mantequilla sin sal
  • 175 ml de Coca-Cola
  • 250 ml de lehe
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 3 cucharadas soperas de cacao puro en polvo (Yo usé de la marca Valor)
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de café de extracto de vainilla
  • Sal
Cobertura:
  • 300 gr de azúcar glasé
  • 200 gr de mantequilla
  • 4 cucharadas de Coca-Cola
  • 4 cucharadas de cacao puro en polvo.

Preparación

Engrasar y enharinar el molde que vayas a utilizar. Yo en mi caso utilicé uno que tengo de silicona de forma de brunt cake. Añadir el bicarbonato, el cacao, la sal y el azúcar glasé. Mezclar todos los ingredientes. En un bol a parte batir bien los huevos junto a la vainilla y añadirlo a la mezcla anterior. En un cazo derretiremos la mantequilla a fuego suave evitando que llegue a hervir. A continuación vertemos la Coca- Cola y la leche a la mantequilla y retiramos del fuego. Vertemos la mezcla sobre el bol donde teníamos los otros ingredientes y sin dejar de remover con una espátula hasta que no tenga grumos.
Os puedo decir que cuando vi la mezcla tan líquida tuve mis dudas de si iba a resultar, pero sí resultó.
Vertemos la mezcla en el molde e introducimos en el horno que previamente calentamos a 180ºC. Yo os puedo decir que en mi horno eléctrico tardó una hora o un poquito más eso sí antes hay que comprobar pinchando que esté bien hecho. Dejamos enfriar y mientras vamos haciendo la cobertura que es lo más.

Para la cobertura derretimos la mantequilla a fuego lento y antes de que hierva añadimos la Coca-Cola y el cacao. Cuando esté caliente y se hayan disuelto los ingredientes se incorpora el azúcar tamizado. Cubrimos el bizcocho y esperamos a que enfríe.
Os recomiendo que lo comáis con la cobertura no completamente fría, porque lo probamos al día siguiente y aunque está igualmente buenísimo nos gusta más con la salsa más licuada. Probarlo con la crema un punto tibia, no caliente.



Un bizcocho totalmente jugoso en su interior. Mirad qué bien se ve en la foto del corte.




A parte como hacía tanto tiempo que no nos veíamos les hice unos broches de recuerdo con sus colores preferidos. 


 

 Espero que os haya gustado la entrada y que pongáis en práctica la receta.




Hola a todos y como siempre bienvenidos. En esta ocasión realicé un regalo muy especial para mi cuñada a la que siempre le ha encantado todo lo relacionado con el mundo oriental. Después de mirar la web y empezar a hacer algunos bocetos me surgió la idea de hacerle un broche en forma de una Geisha en tonos otoñales.
Y como soy mentalmente muy desinquieta se me ocurrió mientras hacía el broche, ¿y si le hago unas galletas igual ?. Pues precisamente fue lo que hice.




Yo no sé vosotros pero a mi me encantó el resultado.



No sólo le hice las galletas en forma de Geisha, si no también dos galletas cuadradas con el famoso motivo oriental del árbol con flores.




Y para terminar aquí tenéis el resultado de la caja regalo. Para mí uno de los regalos más innovadores que he hecho y con una preciosa estética que os puedo decir que le encantó tanto, que tengo mis dudas de que se coma las galletas.

Caja artesanal con galletas decoradas con fondant de nubes y broche a juego.


Gracias por seguirme y hasta la próxima entrada.

Buenos días a todos, hoy día 30 de mayo celebramos el día de Canarias. Así como el año pasado publiqué una receta con un producto muy canario como es el gofio (Cupcakes de Gofio), este año no quiero dejar pasar la oportunidad de deciros cómo se hace el turrón de gofio.

Ingredientes:

1 Kgr de gofio (preferiblemente de mezcla trigo y millo).
1 bote grande de Miel de Flores la Granja San Francisco.
410 ml aproximadamente de leche condensada.
250 gr de mantequilla sin sal
Ralladura de 1 limón ( según gusto, se puede poner más).
300 gr de almendras tostadas y machacadas.

En un bol vertemos el gofio, el bote de miel, la leche condensada, la mantequilla a temperatura ambiente y blanda. Rallamos el limón por la parte más fina del rallador y vertemos en el bol donde están todos los ingredientes. Las almentras las machacamos con el mortero (almirez) y vertemos.
Vamos mezclando hasta que todo quede repartido de forma homogénea. El proceso se hace a mano, por lo que es muy laborioso y hay que tener fuerza para realizarlo. Una vez termidado de mezclar, vertemos y le damos forma como el que aparece en la foto.  Podemos hacer varias cilindros, los envolvemos en papel de aluminio e introducimos en la nevera. Puede aguantar hasta 6 meses en el frigorífico. Lo conveniente es sacar y trocear el que se come y se vuelve a introducir en la nevera, ya que con el calor se ablanda.
Al ser un postre con mucho alimento no se puede abusar, porque se digiere muy lentamente. Es ideal para reuniones, caminatas y sobre todo para las romerías.
Espero que os haya gustado esta receta típica de mi tierra.





Espero que os haya gustado y aprovecho la ocasión para invitaros a un nuevo blog que hace poquito que ha nacido y que será el complemento salado de Dulces Alegrías. Se trata de un nuevo rinconcito de comida casera y con recetas de todo tipo. Se llama En la cocina con mi madre, pronto empezaremos con las recetas, así que os espero allí también para compartirlas con todos vosotros.
Un beso.




Buenos Días a todos, me han concedido mi primer premio bloguero mi compañera "Las Tartas de Paz",no quepo de alegría¡¡¡, aunque no sé si tendrá que ver la galletita que le hice por su cumple, jejeje. Desde aquí muchas gracias Paz por acordarte de mí. La verdad que no me lo esperaba después de llevar tan poco tiempo con todos vosotros.


Y mis diez blogs ganadores:

http://sweetcolourscadiz.blogspot.com/
http://tartashelena.blogspot.com
http://sweetcakestoronto.blogspot.com
http://misdulcespeques.blogspot.com
http://azucarycolor.blogspot.com
http://mi-dulce-rincon.blogspot.com
http://lascosicasdeange.blogspot.com
http://arte-cakes.blogspot.com
http://marisoleando.blogspot.com
http://susana-alcalordelosfogones.blogspot.com


Aunque ya en su momento publiqué la receta en el Foro de Cocinando con el Alma, lo prometido es deuda. Esta tarta es de un sabor y una textura espectacular, si quereis quedar bien y a vuestros invitados les encanta el chocolate no lo dudeis. Muchos conocen la receta, pero todavía hay algunos que tienen dudas y no se han decidido hacerla y otros que no la conocen.

Tarta de tres chocolates.



Ingredientes:

250 gr de chocolate negro
250 gr de chocolate con leche
250 gr de chocolate blanco
750 ml de nata
750 ml de leche
3 sobres de cuajada
1 paquete de galletas
60 gr de mantequilla
150 gr de azúcar

Necesitamos un molde desmontable de aproximadamente 26 cm para aproximadamente 14 raciones generosas.
Primeramente hacemos la base de la tarta que será de galletas trituradas, mantequilla y un chorrito de leche (muy poca) y mezclaremos hasta que tengamos un pasta.




 Cuando tengamos la pasta de galletas la pondremos en el fondo del molde y apretaremos para que quede compacta y bien distribuida por toda la superficie del molde, entonces introduciremos en el frigorífico.




 A continuación pondremos un cazo al fuego en el que introduciremos, el chocolate negro previamente troceado, 75 gr de azúcar, 250 ml de leche, 250 ml de nata y un sobre de cuajada. Mezclaremos los ingredientes sin que lleguen a hervir y sin que se pegue al cazo hasta que vaya espesando.



Una vez tengamos la primera mezcla de chocolate negro la vertemos poco a poco sobre el molde que pusimos en el frigorífico, yo lo hago con un cucharón, porque se puede levantar la base de las galletas y quedará mal.

  
   A continuación dejamos enfriar y después meteremos el molde en la nevera nuevamente. Haremos lo mismo con el chocolate con leche, vertemos en el cazo el chocolate troceado, los 75 gr de azúcar, 250 ml de leche, 250 ml de nata y un sobre de cuajada. Mezclamos todo hasta que tenga un poco de espesor.


 

Antes de verter la mezcla de chocolate con leche haremos unas marcas con el tenedor sobre la superficie del chocolate negro sin presionar mucho, como lo podeis ver en la foto.


Estas marcas tienen como función que al verter la siguiente mezcla se pegue bien, de forma que cuando vayais a partir la tarta no se despenguen las capas. Vertemos la mezcla de chocolate con leche con cuidado y volvemos a meter al frigorífico. Hacemos la última de chocolate blanco añadiendo el chocolate troceado en el cazo, en este caso no añadimos azúcar porque el chocolate blanco es suficientemente dulce, 250 ml de leche, 250 ml de nata y un sobre de cuajada. Mezclamos nuevamente.



Antes de verter, hacemos nuevamente las marcas con el tenedor en la de chocolate con leche.




Vertemos el chocolate blanco e introducimos en la nevera.






Esta tarta hay que hacerla de un día para otro.
Ahora os voy a contar lo que me pasó con la tarta. La tarta era para el bautizo de la más pequeña de la casa, Clara. Cuando la fuí a meter en la nevera se abrió la palanca del molde desmoldable, así que para imaginad lo que pasó. Chocolate por todas partes¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Me dió un disgusto enorme, ya era de noche y todo estaba cerrado, así que el bautizo de la peque se quedó sin tarta y vosotros sin ver la perspectiva de la tarta desmoldada con las capas de chocolate diferenciadas. Así que la próxima que haga os pongo la foto.



El día 30 de Mayo, celebramos el Día de Canarias, así que quería compartir algo que tuviera algún ingrediente típico de mi tierra y pensé: el gofio. No hay nada más canario y los que no sois de las Islas Canarias puede que no lo conozcáis, así que os voy hacer un resumen.
El gofio es una harina hecha con cereales tostados y el complemento para platos salados e ingrediente de platos dulces.
 
A la izquierda el Gofio y a la derecha harina normal.
 Es un alimento que contiene altas proporciones de vitaminas y minerales, además es rico en aminoácidos esenciales e hidratos de carbono. No contiene prácticamente grasas saturadas  y su mayor parte son ácidos grasos esenciales. No tiene conservantes, ni colorantes, es totalmente natural.
Hay vestigios arqueológicos confirmando que los primeros habitantes de las islas ya consumían este producto mucho antes de la conquista por parte de los Castellanos.
Este es la marca que utilicé, pero hay muchísimas.
Cada isla tiene sus propias preferencias. Por ejemplo en Gran Canarias el más utilizado es el de millo (maíz); en Tenerife es el de mezcla de trigo y millo (maíz). Podemos encontrar una gran variedad, desde sólo de trigo, de mezcla de varios cereales, hasta de legumbres. En la época de la hambruna en Canarias se hacía gofio de cualquier ingrediente, por ejemplo: de chochos (altramuces), de garbanzos, de helechos, de plátanos, etc,... Parece increíble que hayan sacado gofio de estos alimentos, pero hay que pensar que hubo mucha gente en la época de la postguerrra que lo pasó muy mal. Es lo que tiene vivir en islas, los productos básicos vienen de fuera.
Existe un Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Gofio Canario desde 1994, que se encarga de velar por su pureza y calidad.
Muchos lo tomamos en el desayuno con leche, además se lo damos a los bebés y niños desde que pueden comer gluten. Por ejemplo sin ir más lejos mis hijas les he dado y a la pequeña le doy su biberón de leche y gofio, no hay mejor alimento.
Así que les animo a que si vienen de viaje a las Islas Canarias compren Gofio en cualquier super, lo encontrarán en la sección de las harinas.
Y después de este resumen vamos al grano. Hace poco cree el perfil de Dulces Alegrías en el Facebook, y mi cuñado fue el primero en aceptar mi solicitud de amistad, por lo que quería una gratificación, jajaja,....., así que pensé en regalarle unos cupcakes especiales. Mi hija la mayor tenía que llevar al colegio algún producto típico canario (costumbre de ir con el traje típico y con la cesta con comida para compartir entre sus compañeros). Así que me puse manos a la obra. Los de mi pequeña le puse gotitas de chocolate y las otras las dejé sin nada.
La cantidad que utilicé es para un bizcocho porque me interesaba que salieran bastantes, en mi caso unas 20 magdalenas.
La elaboración es muy parecida al bizcocho básico de yogur
 
Cupcakes de gofio con ganache de chocolate blanco rellenos de mermelada de membrillo
  
 

Magdalenas.
 Ingredientes:
 3 huevos
1 yogurt de limón
 De medidas del yogurt
2 de gofio
2 de azúcar
1 de aceite
1 sobre de levadura
1 pizca de canela
La ralladura y zumo de un limón.
75 gr de almendras ( esto es opcional, yo le puse perlitas de chocolate a los que llevaba la niña al colegio).

Se separa las claras y las yemas. Se baten las claras a punto de nieve y luego se añaden las yemas. Se bate todo bien y después se añade el yogurt, el aceite y el azúcar. Por separado se mezcla el gofio con la levadura y se añade poco a poco a la primera mezcla, batiendo bien para evitar grumos . Una vez esté todo mezclado se añade el zumo, la ralladura y la pizca de canela ( las almendras se las añadirías en este momento).






Luego ponemos la mezcla en el molde que vamos a emplear (es en este momento cuando ya están las magdalenas en su molde cuando le pongo por encima las perlitas de chocolate).









 
 Si utilizamos uno normal recordad que hay que untarlo bien en mantequilla y espolvorear con gofio para que no se pegue. Introducimos en el horno, en mi caso puse con calor arriba y abajo a 180 º durante 35 minutos. Si fuéramos hacer un bizcocho, la temperatura es la misma pero la cocción oscila entre 45 minutos y 1 hora depende del molde y del horno.







El gofio es más pesado que la harina por lo que no se levanta mucho.

Ganache de chocolate blanco.
 Muchos sabrán como preparlo pero otros no, así que vamos a ello.
 
 Ingredientes:
 200gr de chocolate blanco
400 ml de nata
(Siempre el doble de nata de la cantidad a preparar)

Para el relleno mermelada de membrillo (podeis rellenarlas de lo que querais)

Ponemos en un cazo a fuego lento la nata con el chocolate blanco troceado e iremos dando vueltas hasta que el chocolate se haya fundido, momento en el que apartaremos del fuego.

 
Dejamos enfriar e introducimos en la nevera (esta crema tiene que ser preparada un día antes para que quede bien). Al día siguiente batimos y veremos que poco a poco irá espesando hasta que se monte. Dejamos de batir ya que si seguimos se nos puede cortar y convertir en una textura como la mantequilla.
 
  
Y después de tener todos nuestro ingredientes preparados,vamos a tunear las magdalenas como dice mi hermano, para convertirlas en Cupcakes.
  

Con una cuchara quitamos una capa de la magdalena para introducir la mermelada, y tapamos con la mismo trocito. 


Después con una maga pastelera adornamos a nuestro gusto.
 
Así se las llevó mi cuñado.







Espero que os haya gustado.